• Inicio
  • Blog Valenda
  • Curso de aproximación al duelo: Inteligencia Emocional ante las pérdidas

¿Cómo superar el miedo a hablar en público?

Bookmark and Share

ficha quieres-sentirte-bien-ante-un-auditorio-apuntate-al-taller-para-hablar-en-publico-por-20Hablar en público continúa siendo para muchas personas un auténtico problema. En su forma más extrema se denomina "glosofobia", un intenso temor a hablar ante otros que se ha convertido en una de las fobias más comunes, mucho más frecuente incluso que el temor a las arañas o a volar. Algunos estudios han demostrado que hasta un 75% de los individuos padece cierto miedo. Los síntomas más habituales incluyen una intensa ansiedad, caracterizada por acelerar los latidos del corazón, hacer temblar la voz o una frecuente sudaración. Poco a poco, ese temor hace aumentar la inseguridad y las dificultades, en un círculo vicioso difícil de romper. Es decir, entre más inseguridad, más dificultad para hablar en público, lo que también influye directamente en la propia estima (un fenómeno psicológico del que ya hemos hablado en anteriores artículos de Psicología Cotidiana).

 

 

Hablar en público no sólo es recomendable, sino cada vez más imprescindible. Desde realizar preguntas a nuestro profesor, expresar una opinión o duda, hasta mostrar ideas en el ámbito profesional (un entorno en que las presentaciones o las conferencias son ya la norma general). Tampoco hay que olvidar que en muchas ocasiones es el único modo de expresar y compartir ideas. De ahí la necesidad de atrevernos a enfrentarnos a nuestras propias limitaciones. Lo que muchas personas desconocen es que cierto grado de ansiedad es natural a la hora de hablar en público, incluso puede ser beneficioso para afrontar el reto. Aunque esta emoción puede llegar a ser tan intensa que logre bloquear a la persona. Veamos pues algunas claves que han demostrado ser eficaces a la hora de hablar en público:

- Visualiza positivamente: imaginarnos consiguiendo hablar en público con facilidad y pericia ayuda. Esto se debe a que la ansiedad se provoca en gran medida por imaginarnos a nosotros mismos no logrando nuestros objetivos. Lo que estimula es ansiedad anticipatoria, nos imaginamos perdiendo el partido antes de jugarlo, lo que dificulta todavía más que lo consigamos.

- Acepta la tensión: en lugar de querer cambiar la tensión, acéptala y conviértela en tu aliada. Numerosos estudios confirman que un cierto grado de ansiedad siempre es positivo para que nuestro organismo segregue adrenalina y podamos generar una mayor intensidad y concentración en lo que hacemos.

- Llega con suficiente antelación: resulta fundamental conocer el entorno en el que vamos a hablar en público. Sentir que tenemos la mayor parte de los elementos controlados genera una sensación positiva. Las prisas nunca fueron buenas compañeras.

- Relajarse ayuda: aunque cierto grado de ansiedad pueda resultar beneficioso para la concentración y la efectividad en nuestra presentación de ideas, es recomendable respirar hondo y profundamente, aguantando la respiración en algunos casos para que nuestro corazón funcione a una velocidad más adecuada. Sobre todo porque a veces la tensión puede sobrepasar el umbral deseado y resultar paralizante. Tener la sensación de control sobre nuestra ansiedad es esencial.

- Utiliza la mirada: antes de empezar a hablar puedes hacer un recorrido visual por la sala. Fomentará que los murmullos se apaguen y que puedas hablar con una mayor atención del resto. Genera confianza y un cierto dominio escénico.

- Practica todo lo posible: a hablar en público se aprende hablando en público. Por ello, cada vez que te lo propongan, afróntalo como un reto y aprovecha la oportunidad de mejorar. Cada vez estarás un poco más cerca de conseguirlo.

 

Leave a comment

You are commenting as guest.

Valenda Social


987 22 40 10

info@valendapsicologos.com

Calle Joaquina Vedruna, 11, 2ºA - 24002 León